No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

31 ago. 2008

100 Pesos Morelos, 1977, 1978 y 1979

Tres interesantes variedades o diferencias en la de 1977

- La moneda de 1979 es la más escasa y la de más valor

Esta moneda de 100 Pesos, lleva el busto de José María Morelos y Pavón. Es Ley 0.720 y fue acuñada en los años 1977, 1978 y 1979.

En el anverso está el escudo nacional, con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”; en el reverso, el busto de Morelos, “Cien Pesos, M°”, la fecha. “Plata Pura 20 Gr. Ley .720”.

1977

Se emitieron 5,225,000 monedas 1. Se pueden distinguir tres variedades muy interesantes:
a. El primer “7” alineado con la fecha.
b. El primer “7” poco arriba de la fecha.
c. El primer “7” poco debajo de la fecha.



1978

Se acuñaron 9,879,000 piezas.

1979

Se hicieron sólo 784,000 monedas y son más cotizadas que las de anterior fecha.


1 “2003 North American Coins & Prices”, David C. Harper, Krause Publications, Iola, WI




















28 ago. 2008

¿Limpiar o no limpiar las monedas?

La respuesta es un contundente ¡No!

- Una pieza limpiada pierde automáticamente valor.

Cuando limpiamos una moneda, le estamos quitando muchos años de historia, quizá decenas o centenas de años de historia. Le estamos quitando lo “antiguo” y eso, no se recuperará jamás. Ni el más experto coleccionista ha logrado buenos resultados a la hora de limpiar sus monedas. Si después de estas líneas aún quedan ganas de aventurarse, perítame hacer una última recomendación: monedas anteriores a la Revolución Mexicana, por ningún motivo se deben limpiar.

“…La mayor parte de las monedas y sobre todo las de plata, van adquiriendo una especie de mancha o decoloración, la cual se conoce con el término de ‘pátina’. La pátina que se forma en una moneda, no es más que el resultado de oxidación que tiene lugar cuando la superficie del metal está en contacto con la atmósfera, la humedad y el calor. Una moneda resguardada correctamente tarda mucho más en adquirir pátina que en una que esté expuesta a la luz y al medio ambiente y, generalmente, la pátina de la pieza resguardada será mucho más atractiva que la de la expuesta 1”.

Desde luego, si existe la tentación de aventurarse, existen líquidos especiales en los cuales uno sumerge la pieza por unos instantes y dan buenos resultados, pero esto será aplicable exclusivamente a las monedas de plata.

1 “Numismática Mexicana”, Duane D. Douglas, México


23 ago. 2008

25 Pesos México 68. Plata Ley 0.720

Moneda de plata conmemorativa de la XIX edición de los Juegos Olímpicos
  • Tres interesantes variedades de esta pieza
El 21 de diciembre de 1966, fue promulgado el decreto que autorizaba la emisión de una pieza conmemorativa de la XIX Olimpiada que se llevaría a cabo en México, del 12 al 27 de octubre de 1968, con valor nominal de 25 pesos.

“…Las nuevas monedas tendrán un valor de veinticinco pesos cada pieza, ley de 0.720 milésimos y peso de 22.5 gramos, su emisión será limitada a 250 millones de pesos y los cuños serán: ‘Anverso; al centro, el Escudo Nacional; en la parte superior, la leyenda Estados Unidos Mexicanos, a la izquierda del escudo la leyenda 25 Pesos y en el lado derecho, la leyenda Ley 0.720; más abajo, el monograma de la Casa de Moneda, M°. Reverso, la efigie de El Jugador de Pelota Deportivo, según interpretación del escultor Lorenzo Rafael; en la parte superior la leyenda Juegos de la XIX Olimpiada 1968. México, en la parte inferior, los cinco aros del emblema olímpico 1.” En el canto, la leyenda “Independencia y Libertad”. A principios de 1968, fue incrementada considerablemente la acuñación a 27,182,000 de piezas 2.

Se acuñaron tres tipos, con tres diferencias que resulta muy interesante distinguir:

a) Reverso: Aros Olímpicos alineados
Anverso: La serpiente del águila, tiene la lengua recta.


b) Reverso: Segundo “aro olímpico” bajo
Anverso: La serpiente del águila tiene la lengua recta


c) Reverso: Segundo “aro olímpico” bajo
Anverso: La serpiente del águila tiene la lengua curva


Las más comunes y fáciles de encontrar son las de tipo “a”; le siguen las de tipo “b” y las más escasas son las “c”, y su valor en el mercado, prácticamente va en el mismo orden con pequeñas diferencias; son una atractiva curiosidad numismática.

1 “La Casa de Moneda de México a más de 450 años”, Miguel Angel Porrúa, México, 1989.
2 “2003 North American Coins & Prices”, David C. Harper, Krause Publications; Iola, WI, 2002.
















Introducción

Este modesto espacio pretende motivarte a buscar en viejos cajones o en el clóset de los abuelos, esas monedas antiguas de las que tenemos mucho que aprender y con un poco de suerte, encontrar alguna fecha importante que tenga más valor. Desde luego, nos daría mucha alegría saber que podemos despertar en ti un nuevo coleccionista de monedas mexicanas.

Con todo gusto trataré de responder a tus preguntas; afortunadamente no lo sé todo porque esto me permite aprender cada día, pero haré mi mejor esfuerzo por ganar un amigo y compartir contigo el gusto por la Numismática Mexicana, la rama de la ciencia histórica, que nos ayuda a estudiar, clasificar y coleccionar las monedas.
Este espacio NO ESTA CREADO PARA HACER AVALÚOS, te agradeceré tu comprensión. Para poder cotizar el valor de una moneda, es necesario tenerla en la mano para poder valorarla. Es imposible hacerlo por este medio.