No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

20 jun. 2014

¿NUMISMÁTICO O COLECCIONISTA DE MONEDAS?

DE SER LA “AFICIÓN DE LOS REYES” PASÓ A “EL REY DE LAS AFICIONES”

Para poder llegar a una correcta y actual definición de la palabra “Numismática”, empecemos por conocer la etimología de la palabra, lo que nos llevará a un primer punto en el cual debemos ponernos de acuerdo.

Según la enciclopedia Wikipedia, deriva del latín numismatis, genitivo de numisma, variante de nomisma (moneda) y latinización del griego nómisma (moneda corriente, costumbre) y este a su vez de nómos (uso, costumbre, convención, ley), derivado en última instancia de nemo (dispensar, dividir, asignar, mantener) conservar.   Estamos ante un sincretismo, una fusión entre el griego y el latín.

Si nos quedamos sólo con una simple raíz del latín, podemos deducir que “Numismática” viene de numisma (moneda, pieza de metal) e ica (relativo a).

Lo que nos llevaría a una primera y sencilla definición: Numismática es todo lo relativo a las monedas.   Concepto que, desde luego, nos deja muy insatisfechos.

Para acercarnos más al concepto, vale la pena referirnos a sus raíces hebreas: “numii” (moneda) y “amastik” (reunión), de la cual podemos deducir la idea de reunión o asamblea en torno a las monedas.

El coleccionismo de monedas inició en Grecia.   Duane D. Douglas, escribió: “…comenzó en el siglo VII antes de Cristo, en el reinado de Lydia y en las Islas Egeas de Grecia, en donde fueron selladas (acuñadas) las primeras monedas en la historia de la humanidad.   Estas primeras piezas eran pedazos de una aleación natural de plata y oro conocidos con el nombre de ‘electrum’… 1. 

En tiempos del Imperio Romano, tuvo un importante crecimiento, pero fue con el Renacimiento, en los siglos XV y XVI cuando la disciplina comienza a tomarse más en serio; y el siglo XIX  se estableció tal y como la conocemos hoy: numismática.

El segundo punto en el cual nos tenemos que poner de acuerdo, es si estamos ante una ciencia en sí misma o ante una rama de alguna ciencia.

En el concepto clásico, la Numismática es una ciencia auxiliar de la historia que trata el estudio de las monedas.   Rogelio Chárteris Reyes, señala: “La numismática es la parte de la arqueología que trata del estudio de las monedas y medallas antiguas.  Es también rama de la ciencia histórica que estudia las monedas y medallas antiguas y modernas, analizadas desde el punto de vista histórico, artístico e iconográfico y sus relaciones con la Economía, Metrología, Epigrafía, Geografía, etc.” 2  Ahora sí estamos llegando a una definición más actual, en la que la palabra “estudio” es fundamental y, muy diferente a la afición por “coleccionar”, pasatiempo muy válido, por cierto.

El espacio informativo El Rincón del Vago, asienta otra posibilidad: “…la numismática actúa como base indiscutible de la arqueología y como fuente de la evolución económica de las sociedades civilizadas.   La idea de numismática como ciencia, con objeto de estudio y método propio, hace que no sea una ciencia auxiliar de la historia, sino una ciencia en sí misma. 3   Una ciencia autónoma interrelacionada con otras ciencias, una buena manera de ver a la Numismática en la actualidad.

“Durante el período de 1500 a 1700, el coleccionismo como afición adquirió insólita popularidad entre los ricos  –Comenta D. Douglas-  Casi toda la aristocracia tenía colecciones, a tal grado, que se consideraba de mal gusto el que un acaudalado no tuviera un gabinete monetario entre los muebles de su residencia, por lo que nació la frase ‘La afición de los reyes’; sin embargo, a principios del siglo XVIII, se extendió de manera impresionante este pasatiempo entre los de menos posibilidad económica y se invirtió la frase, convirtiéndose en ‘El rey de las aficiones’.   El coleccionista de aquel entonces buscaba monedas entre la circulación…” 4    Hoy en día, muchos coleccionistas hacen lo mismo.

Esto nos debe llevar a una importante diferencia entre “numismático” y “coleccionista de monedas”.   Es que nuestro tema tiene además, una doble consideración: por un lado lo “numismático”, como científicos gustosos de analizar el pasado histórico y sus relaciones comerciales a través de la moneda; y, por otro, lo “coleccionista” y el apasionante hobby de guardar y atesorar monedas de manera ordenada.


 
El numismático debe estar muy cercano a la historia y con perspectiva analítica acudir a otras ciencias para estudiar las monedas desde un punto de vista económico, legislativo, metodológico, iconográfico, epigráfico, metalúrgico, procesos de manufactura…  El numismático debe tener conocimientos sobre las monedas.

El coleccionista tendrá gran placer y satisfacción con sus piezas; deberá catalogarlas por su origen, año, estado de conservación y si acaso, entender sus inscripciones y rarezas.   Siempre como un simple pasatiempo.   El coleccionista solo disfruta al máximo de las monedas que posee, sin tener gran información sobre ellas.

¿Se puede ser numismático y coleccionista? ¡sí!   ¿Se puede ser solo numismático o sólo coleccionista? ¡sí!
 

El Banco de México 5, a través de su portal de Internet, incluye una magnífica reseña sobre el tema de la numismática, en ella se comenta: “…durante el siglo XX y principios del XXI la numismática se amplió aún más con el establecimiento de sociedades numismáticas locales en decenas de países, conferencias internacionales, simposios académicos, convenciones para especialistas y para el público en general, entre otras actividades.   En México, las sociedades numismáticas surgieron durante el siglo XX y continúan existiendo.   Además, la comunidad de numismáticos profesionales ha estrechado sus lazos.   Internet ha sido una herramienta fundamental para comunicar a los numismáticos de todo el mundo”.   

Finalmente incluimos la clasificación que Miguel L. Muñoz publicó en la edición facsimilar de las “Nociones Elementales de Numismática” 6, de don José Gómez de la Cortina:

MONEDÍSTICA

El estudio de las monedas.

MEDALLÍSTICA

El estudio de las medallas.

BILLETÍSTICA

El estudio de los billetes o papel moneda.

TESEROLOGÍA

El estudio de las téseras, toda pieza que no encaje en las tres clasificaciones anteriores (Tlacos, fichas, etc.).

 

 

Fuentes:

1. “Numismática Mexicana”, El Libro primero y la moneda después, México.   Pág. 1

2. “Comentarios básicos sobre Numismática”, México, 2005.  Pág. 2

3. http://html.rincondelvago.com/paleografia-diplomatica-epigrafia-y-numismatica.html

4. Op. Cit. Pág. 2


6. Academia Mexicana de Estudios Numismáticos, A.C., México, 1975.  Pág. XI

No hay comentarios: