No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

6 sept. 2014

2 CENTAVOS 1915 TETELA DEL ORO Y OCAMPO, COSPEL CHICO

LA PIEZA ORIGINAL Y LA RETROQUELADA


En el poblado de Tetela de Oro y Ocampo, en 1915 un mando revolucionario ordenó la acuñación de moneda  en varias denominaciones; Carlos Abel Amaya Guerra, recuerda los apuntes de Sánchez Garza y escribe: “Fue en la sierra norte de Puebla, por el general Juan Francisco Lucas, ‘El Patriarca de la Sierra’, quien encargó la manufactura de los troqueles y la acuñación a Guillermo Arroyo y a Camilo Cruz”. 1   

Entre estas piezas, se hizo una pequeña moneda de 2 Centavos que fue protagonista de una interesante historia en la numismática mexicana.
Acuñación original 1915
 
En los años posteriores a la Revolución Mexicana y por casi cinco décadas, estas monedas fueron muy escasas y cotizadas, muy pocos coleccionistas tenían el privilegio de poseer una de ellas; pero en 1966 de repente aparecieron en el mercado numismático diez mil piezas sin circular, y lo que era una moneda muy escasa, de la noche a la mañana se volvió muy común.   “…Una persona se encontró y vendió 10,000 de estas monedas brillantes sin circular en el D.F., lo que hizo que los precios bajaran”. 2 
Retroquelación
 
Pero la historia no termina ahí, pues años más tarde, siguieron apareciendo monedas, “idénticas” a las acuñadas en 1915 que pronto se descubrió que fueron retroqueladas usando los troqueles originales, pero afortunadamente es relativamente fácil distinguir unas de las otras pues los troqueles, con el paso de los años se oxidaron y la ser vueltos a usar, dejaron pequeñas “picaduras” en el campo de los cospeles, como muestra reveladora de pertenecer a una retroquelación.
Original / Retroquelada
 
Anverso.-

El águila del Escudo Nacional sobre la fecha “1915”, rodeado en el semicírculo superior por la leyenda “República Mexicana”.

Reverso.-

Al centro el valor expresado: “C.2s.” (2 centavos), rodeado completamente por el texto “Tetela del Oro y Ocampo E. Pue.”

 

Fuentes:

1. “Las monedas de la Independencia y la Revolución Mexicana”, Universidad Autónoma de Nuevo León, 2010.  Págs. 132 y 133.

2. “Compendio de la Moneda de la Revolución Mexicana”, Carlos A. Amaya G., Primera Edición; Pág. 425.

No hay comentarios: