No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

23 nov. 2010

LOS CENTAVOS RECTANGULARES DEL ESTADO DE OAXACA

* Piezas muy cotizadas de la Numismática Revolucionaria
* Una con denominación 1 Centavo, y otra, con valor 3 Centavos

Aunque el Estado de Oaxaca no fue escenario de grandes acontecimientos durante la Revolución Mexicana, sí fue, en cambio, autor de una de las más variadas e interesantes series numismáticas de la época, todas emitidas en el año 1915, en tiempos en los cuales el movimiento separatista estaba en apogeo.


Alejandro Cortina y Cortina, en el Boletín Numismático # 167, escribió: “Los políticos locales discrepaban con Venustiano Carranza y, en su afán de desconocer su gobierno, iniciaron una rebelión que se conoce en la historia como la de la ‘Soberanía Oaxaqueña’. Sus figuras centrales, Francisco Canceco, José Inés Dávila y Guillermo Meixueiro, sólo son conocidos por los estudiosos de ese período histórico. Se ha dicho que el movimiento soberanista pretendía separar a su Estado del resto de la República para convertirlo en nación independiente; en realidad sólo se dieron los primeros pasos en ese sentido; los oaxaqueños se rebelaron más contra una persona, Carranza, que contra todo un sistema”. 1 Las intenciones fueron abandonadas al ser vencidos.



La numismática revolucionaria de Oaxaca presenta cantidad de variedades y siempre sorprenden al coleccionista. “Las monedas resultaron ser de las mejor acabadas y de las más interesantes del período revolucionario. El norteamericano John de Coe, que residía en Oaxaca, grabó los troqueles para las primeras monedas de cobre y aprovechó algunas matrices viejas que se habían utilizado en acuñaciones del siglo pasado”. 2


En esta ocasión hablaremos de los centavos rectangulares, también emitidos con carácter de provisional. Se reportan piezas de 1 y 3 centavos, con variedades las dos denominaciones y a diferencia de casi todo el monetario de este estado, no presentan el busto de don Benito Juárez.


Las monedas a las que nos referimos fueron hechas en placas de cobre, en cospeles de forma rectangular. Cuentan que tuvieron poca permanencia en circulación porque no fueron aceptadas por la población que siempre se quejaba de que las puntas rompían sus bolsillos. Dice José Manuel Sobrino: “Debido a la escasez de cobre, se fabricaron monedas de tres y de un centavos echando mano de tres rollos de ese metal en forma de cinta, resultaron rectangulares. Estas piezas no tuvieron aceptación pues, por su forma, rompían los bolsillos y hubo que suspender su fabricación de inmediato”. 3

1 Centavo
Anverso.- Al interior de un marco punteado rectangular y en tres líneas, la leyenda: “Estado / L. Y. S. de / Oaxaca”.
Reverso.- También al interior de un marco punteado rectangular y en tres renglones: “Provisio / nal. Un. / Centavo”.


3 Centavos
Anverso.- Al interior de un marco rectangular de línea continua y a cuatro renglones: “Estado / L.Y.S. de / Oaxaca / 1915”. Leyenda enmarcada con una estrella en cada ángulo.
Reverso.- También al interior de un marco rectangular de línea continua y a cuatro renglones: “Provisio / nal. Tres / Centavos /-TM-“. Las iniciales “T.M.” corresponden a Teófilo Monroy, director de esa Casa de Moneda oaxaqueña en 1915.


Fuentes:
1. “Sociedad Numismática de México, A.C. Quincuagésimo Aniversario. El Boletín Numismático 194-196. México, 2002. Pág. 111.
2. “La Moneda Mexicana. Su Historia”, José Manuel Sobrino, Banco de México, S.A., México, 1972. Pág. 267
3. Op. Cit. Pág. 271









15 nov. 2010

Medalla Conmemorativa de la 1a. Convención Nacional de Numismática México

Conmemora el XX Aniversario de la Sociedad Numismática de México



La Sociedad Numismática de México, fue fundada el 11 de septiembre de 1952 y desde esa fecha, no ha escatimado esfuerzos para difundir, con carácter científico, la ciencia numismática y el coleccionismo. “Por iniciativa del Sr. José Tamborrel Jr. y muy animados varios numismáticos obtuvieron de diversas personas los nombres de 66 coleccionistas del Distrito Federal y del interior de la República, se les citó para un cambio de impresión en septiembre 5 de 1952. A esa reunión asistieron 25 personas y en la misma se tomaron diversos acuerdos, siendo el más importante el de crear la Sociedad Numismática de México”. 1

De esta manera, las oficinas del Sr. Tamborrel de la calle de Venustiano Carranza 69, se convirtieron en el primer local de la sociedad y entre sus primeros socios estaban además del propio José Tamborrel, otros grandes coleccionistas como: Claudio A. Delgado, Carlos Gaitán, el Gral. Manuel A. Herrera, Clyde Hubbard, Hugo Morlock, José Manuel Sobrino, Ramón Torres Fuentes, Jesús Sánchez Garza, don Moisés Verjowsky y Ana María Arias de Rubsamen, por mencionar sólo algunos. El Dr. Alberto Francisco Pradeau y el Ing. Carlos T. Martínez, Director de la Casa de Moneda de México, fueron los primeros socios honorarios.

En 1971 la Sociedad Numismática de México cambió de sede a su dirección actual: Eugenia 13, despacho 301, Col. Nápoles, en la Ciudad de México… Y veinte años después de su fundación, en el año 1972, se organizó por vez primera lo que se convertiría con los años en el evento más importante para los coleccionistas: la Convención Internacional. “Finalmente se efectuó el evento culminante de la Sociedad en el que se consagró sus 20 años de existencia, la Primera Convención de Numismática, los días 16, 17 y 18 de octubre, con la participación de agrupaciones y personalidades numismáticas de todo el mundo…” 2

Ese año, la Mesa Directiva de la Sociedad Numismática de México, estaba integrada por José Luis Herrera Somellera, Presidente; Manuel Alencaster, Vicepresidente y Rogelio Chárteris, Secretario. Otros directivos eran: Rubén Márquez, Mariano A. Montero, Gustavo de León Guajardo, Raúl Domínguez, Ricardo Camarillo, Clyde Hubbard Merryck, Pablo Gerber, Nicanor Vega y Eduardo Rosovsky.

Para conmemorar esta Primer Convención Internacional y los primeros veinte años de existencia de la sociedad, la Casa de Moneda de México acuñó una medalla con las siguientes características:

Anverso.- Al centro un mapa de la República Mexicana, con la ubicación de las diferentes cecas de los Estados. En la parte inferior, la tradicional imagen del nopal sobre un islote, enmarcado, en semicírculos, por una cadena. Las leyendas: “Sociedad Numismática de México. XX Aniversario. 1952. 1972.”

Reverso.- Del lado izquierdo y abarcando toda la pieza, la leyenda: “1ª. Convención Nacional de Numismática. México. 1972. 16+18 Octubre” y la ceca “Mo” en el exergo.



Fuentes:
1. “Crónica de la Sociedad Numismática de México; Historia de sus primeros 35 años”, Gustavo Adolfo del Angel Mobarak, México, 1988. Pág. 27
2. Op. Cit. Pág. 64








13 nov. 2010

Las monedas de plata del Mundial de Fútbol “México 86”

En 1983, Colombia renunció definitivamente a convertirse en sede de la Copa del Mundo que se realizaría tres años después. Ante esta oportunidad, México logró el voto para convertirse en el primer país que organizaba el Mundial de Fútbol en dos ocasiones: 1970 y 1986.
Desde ese primer momento iniciaron los preparativos, que incluían la construcción de dos enormes centros internacionales de prensa, renovación de estadios y cientos de actividades más, ligadas a la organización de la XIII Copa Mundial de la FIFA, “México 86”.
A pesar de que el país fue castigado trágicamente con los sismos del 19 de septiembre de 1985, México siguió adelante con los preparativos y logró convocar una Selección muy digna que insólitamente alcanzó su pase hasta cuartos de final.
La competencia se llevó a cabo del 31 de mayo al 29 de junio de 1986. Fueron 24 los equipos participantes en este evento.

El Mundial de “México 86” tuvo grandes momentos e inolvidables anécdotas: el gol que metió el astro argentino Diego Armando Maradona con la mano, en un partido contra Inglaterra, y que calificó como “la mano de Dios”… el espectacular e inesperado gol de Negrete en la portería de Bulgaria… La famosa “ola” en los estadios que los mexicanos aportaron al mundo… el comercial de una marca de cerveza y la chica “Chiquitibum” (Mar Castro), que arrancaba el suspiro de todos los televidentes masculinos… La simpática mascota del torneo: “Pique”…
La selección de Argentina ganó la Copa Mundial de la FIFA en una final contra Alemania, en el Estadio Azteca del Distrito Federal.
La Casa de Moneda de México acuñó en plata, una serie de trece piezas en denominaciones de 25, 50, 100 y 200 Pesos. Todas muy hermosas.