No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

17/10/2014

PRESENTACIÓN DEL LIBRO: "ESCUDOS, REALES, PESOS Y CENTAVOS"

El viernes 24 de octubre de 2014, será presentado el libro "Escudos, Reales, Pesos y Centavos", apuntes sobre piezas relevantes de un gran patrimonio histórico de México.   La cita será a las 19:00 horas, en el auditorio del Museo Franz Mayer de la Ciudad de México, ubicado en Av. Hidalgo 45, Centro Histórico.
 
Los autores de este magnífico trabajo, son: Juan José de la Cruz Arana, Juan Cristóbal Díaz Negrete, Rocío Hernández García, Alberto Quintero Covarrubias y Marina Salcedo Fernández.
 
 
La presentación del tema estará a cargo de la maestra Marina Salcedo Fernández, de Banco de México; comentaristas: Lic. Juan Cristóbal Díaz Negrete (Banco de México) y Dr. Luis M. Gómez-Wulschner (Sociedad Numismática de México, A.C.).
 
Para mayor información y confirmar asistencia, con María Guadalupe Castro al teléfono (55)52372460 o al correo mgcastro@banxico.org.mx
 

10/10/2014

LAS ONZAS LIBERTAD


En 1982 Banco de México puso en circulación la primera onza troy con diseño “Libertad”, misma que con algunas variantes se sigue acuñando hasta hoy.

Esta moneda mexicana es de curso legal –equivalente en pesos a su cotización diaria- pero sin valor nominal y que actualmente se puede encontrar en tamaños que van desde 1/20 de onza, hasta la magnífica pieza de 1 kilogramo.

El diseño base de estas onzas es el siguiente:
 
Anverso.-

El Escudo Nacional con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”.
 
Reverso.-

La representación de la “Victoria alada” presente en la Columna del Ángel de la Independencia, en el fondo los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl; y los datos “1 Onza / Plata Pura / Mo”, la fecha de acuñación y “México / Ley .999”.

Estos datos varían un poco a partir de 1996.

La primera serie va entre los años 1982 y 1991; ese año y hasta 1995, sólo varió un poco el tamaño en la inscripción del valor “1 Onza”, que fue más pequeño.

En 1996 se rediseñó el Escudo Nacional del Anverso y el reverso de las onzas, presentando al ángel en una perspectiva diferente y ampliando también el campo del paisaje de los volcanes.
 
En cualquiera de sus variantes, las onzas troy siempre han sido una buena opción de ahorro.

21/9/2014

LOS CENTAVOS DE OAXACA: PRIMERO RECTANGULARES, LUEGO REDONDOS


1 Y 3 CENTAVOS

En plena Revolución Mexicana, en el año 1915, el Estado Libre y Soberano de Oaxaca acuñó monedas tipo rectangular y tipo redondas, con denominación 1 y 3 centavos. Hay que recordar que este Estado estaba separado de los demás.   José Inés Dávila asumió la soberanía de Oaxaca, al ser designado Gobernador por las fuerzas carrancistas.

Primero se acuñaron las monedas rectangulares, cuyos cospeles fueron extraídos de rollos de lámina de cobre; fueron cortados así, de manera rectangular.   José Manuel Sobrino, escribió: “Debido a la escasez de cobre, se fabricaron monedas de tres y de un centavo echando mano de tres rollos de ese metal en forma de cinta de manera que los cospeles, que se obtenían cortando la cinta, resultaron rectangulares”. 1 

 
Por otra parte, “…da noticia Sánchez Garza de que el francés Gustavo Bellón fue el encargado de la acuñación, que Teófilo Monroy fue el grabador de la mayoría de los troqueles y, antes que él, un norteamericano de apellido De Coe grabó los primeros troqueles”. 2 

Los estudiosos del tema suponen que los troqueles para estas piezas fueron hechos por Teófilo Monroy, director de esa Casa de Moneda, pues las de 3 Centavos llevan sus iniciales, al igual que muchas de las monedas oaxaqueñas de 1915, aunque antes, el  grabador en jefe era John De Coe.

En aquellos días las monedas rectangulares no tuvieron aceptación por parte de la gente, pues por su forma, se quejaban de que las esquinas de estas piezas rompían sus bolsillos; la acuñación fue suspendida inmediatamente.

Además, no se hicieron muchas monedas de 1 y 3 centavos de Oaxaca, y ante el rechazo, algunas fueron fundidas, por eso son escasas hoy día.   Refiere Carlos A. Amaya: “Según Sánchez Garza sólo se acuñaron cerca de 500 piezas rectangulares…” 3 


Es muy probable que por esta razón, inmediatamente después, se hayan acuñado las mismas denominaciones pero en cospeles redondos que para beneplácito de la gente y mayor durabilidad de sus prendas, sustituyeron a las rectangulares.

 

Fuentes:

1. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, S.A., 1972.   Pág. 271

2.  “La Casa de Moneda de México a más de 450 años”, Editorial  Porrúa, México, 1989.  Pág. 154

3. “Compendio de la Moneda de la Revolución Mexicana”, Primera Edición, Monterrey.   Pág. 326

20/9/2014

LAS CUARTILLAS DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE SINALOA


En 1830 el Estado de Occidente quedó disuelto y de él surgieron los Estados de Sonora y Sinaloa.    En este último, se estableció una Casa de Moneda en 1834 pero no fue sino hasta 1846 que, bajo el esquema de arrendamiento dieron inicio las acuñaciones de moneda.    El establecimiento fue manejado por Guadalupe y Calvo Minning Company en los primeros años, luego lo tomó el gobierno y de 1855 a 1870 se volvió a arrendar a Robert R. Symon y Compañía.

En Culiacán, Sinaloa, también fueron puestas en circulación monedas de cobre.    José Manuel Sobrino, escribió: “En lo que se refiere a la moneda de cobre, sistema antiguo, se acuñaron cuartillas en los períodos 1847 a 1848 y1859 a 1866 (exceptuando 1860), por autorización estatal de 2 de marzo de 1847”. 1 
1/4 de Real 1864

Esta es la descripción de estas monedas de ¼ de Real:

Anverso.-

Una pequeña cabeza de perfil hacia la izquierda que representa a la Libertad, rodeada de una guirnalda y la inscripción “Estado Libre y Soberano de Sinaloa”; en el exergo, una estrella.

Reverso.-

También rodeado por las ramas de laurel y encina atadas con un moño, la denominación “1/4 de Real” y en el renglón siguiente la fecha.

Agrega J. M. Sobrino: “Como esta acuñación iba en contra de la prohibición a las cecas del país de amonedar cobre, el Secretario de Hacienda ordenó al gobierno del Estado de Sinaloa, el 4 de diciembre de 1848, que la anterior emisión fuera retirada de la circulación.   Sin embargo, la orden no fue obedecida y se autorizaron nuevas emisiones que, juntamente con las falsificaciones, crearon una situación difícil en el Estado.   Uno de los contratistas de la casa de moneda hizo acuñar en San Francisco de California, cuartillas de cobre cuyo monto se ignora, las cuales fueron introducidas al país en tubos metálicos que se estaban importando a la sazón, destinados al sistema del entubado del agua en Culiacán”. 2 

La moneda de cobre en Sinaloa, al igual que en la gran mayoría de los Estados, tuvo grandes problemas de aceptación entre la gente y más al ser adoptado el Sistema Decimal en 1863 con los primeros centavos que salieron a la circulación.    Aunque se ordenó la aceptación forzosa de las monedas de cobre del viejo sistema de ¼ de Real, los comerciantes pretendían aceptarlas a menos de su valor nominal por lo que el gobierno tuvo que establecer mecanismos ligados al pago de impuestos para amortizarlas.

Estas piezas presentan algunas sobre fechas en los años 1864 (“4” sobre “3”) como la pieza ilustrada; y 1866 (“6” sobre “5”).

Sobre fecha "4" sobre "3"
 

Fuentes:

1. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, S.A., 1972.

2. Op. Cit. Págs. 127 – 128.

14/9/2014

20 CENTAVOS CHICONCUAUTLA 1915

BRIGADA FRANCISCO I. MADERO

 
El poblado de Chiconcuautla, fue cuartel general de la Brigada Francisco I. Madero desde los primeros años de la Revolución Mexicana.   Está situado en la Sierra Norte de Puebla y ahí se acuñaron monedas de cobre por órdenes del General Esteban Márquez, Jefe de la Brigada.

Al respecto comenta Carlos Amaya: “Siendo difícil la situación económica para el sostenimiento de estas fuerzas que ascendían a dos mil efectivos, se instaló en este municipio la maestranza de Chiconcuautla, para reparar armas, para hacer bombas y varios troqueles para acuñar monedas de cobre de veinte y diez centavos con lo que se pagaban sueldos y haberes de la tropa… Los expertos en la actividad fueron los señores Ruperto Vargas, Gabriel Trejo y Antonio Viveros”. 1   

En esta ocasión nos referiremos a las de denominación 20 Centavos, fechadas en 1915.

La manufactura de estas piezas, llevó a muchas variedades numismáticas.   El catálogo de Guthrie – Bothamley (GB#), menciona 11 variedades; Carlos Amaya reconoce 16.

Anverso.-

Al centro el águila del Escudo Nacional, sobre la fecha “1915” y en el exergo, las iniciales “S.N.D.P.” (Sierra Norte de Puebla).   En semicírculo la leyenda “Brigada Francisco I. Madero”.

Reverso.-

En tres líneas: “Transitorio – 20 – Centavos”.  En algunas variedades el valor “20” está flaqueado por dos cruces.

A continuación algunas de las características de cinco de las variedades, de acuerdo al catálogo GB# 2

GB# 383

Es probablemente la más común de todas y se distingue por estar regrabadas la ”F” y la “A” de Francisco en el anverso; y la “T” de centavos estar más arriba de la “N” y la “A”.
 
GB# 384

En el anverso, la “R” de Brigada está regrabada; en el reverso, el numeral “0” está inclinado hacia la derecha.



GB# 385

En el anverso, el “5” de la fecha está regrabado en la curva; en el reverso, el “0” del valor está poco más abajo que el “2”.
 
GB# 387

En el anverso, el “5” de la fecha está regrabado en la curva; en el reverso, EL “0” también está más abajo que el “2” y la “N” de centavos está más abajo que la “E” y la “T”.
 
GB# 392

La principal característica es que no presenta las estrellas de cada lado del numeral “20”.
 
Existe cierta variación en el tamaño de los cospeles y algunas variedades están hechas con cobre vaciado.

 

Fuentes:

1. “Compendio de la Moneda de la Revolución Mexicana”, Primera Edición, Monterrey.  Pág. 418.

2. Mexican Revolutionary Coinage 1913 – 1917”, Superior Stamp & Coin Co., Inc., Beverly Hills, 1976, U.S.A.