No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

21/9/2014

LOS CENTAVOS DE OAXACA: PRIMERO RECTANGULARES, LUEGO REDONDOS


1 Y 3 CENTAVOS

En plena Revolución Mexicana, en el año 1915, el Estado Libre y Soberano de Oaxaca acuñó monedas tipo rectangular y tipo redondas, con denominación 1 y 3 centavos. Hay que recordar que este Estado estaba separado de los demás.   José Inés Dávila asumió la soberanía de Oaxaca, al ser designado Gobernador por las fuerzas carrancistas.

Primero se acuñaron las monedas rectangulares, cuyos cospeles fueron extraídos de rollos de lámina de cobre; fueron cortados así, de manera rectangular.   José Manuel Sobrino, escribió: “Debido a la escasez de cobre, se fabricaron monedas de tres y de un centavo echando mano de tres rollos de ese metal en forma de cinta de manera que los cospeles, que se obtenían cortando la cinta, resultaron rectangulares”. 1 

 
Por otra parte, “…da noticia Sánchez Garza de que el francés Gustavo Bellón fue el encargado de la acuñación, que Teófilo Monroy fue el grabador de la mayoría de los troqueles y, antes que él, un norteamericano de apellido De Coe grabó los primeros troqueles”. 2 

Los estudiosos del tema suponen que los troqueles para estas piezas fueron hechos por Teófilo Monroy, director de esa Casa de Moneda, pues las de 3 Centavos llevan sus iniciales, al igual que muchas de las monedas oaxaqueñas de 1915, aunque antes, el  grabador en jefe era John De Coe.

En aquellos días las monedas rectangulares no tuvieron aceptación por parte de la gente, pues por su forma, se quejaban de que las esquinas de estas piezas rompían sus bolsillos; la acuñación fue suspendida inmediatamente.

Además, no se hicieron muchas monedas de 1 y 3 centavos de Oaxaca, y ante el rechazo, algunas fueron fundidas, por eso son escasas hoy día.   Refiere Carlos A. Amaya: “Según Sánchez Garza sólo se acuñaron cerca de 500 piezas rectangulares…” 3 


Es muy probable que por esta razón, inmediatamente después, se hayan acuñado las mismas denominaciones pero en cospeles redondos que para beneplácito de la gente y mayor durabilidad de sus prendas, sustituyeron a las rectangulares.

 

Fuentes:

1. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, S.A., 1972.   Pág. 271

2.  “La Casa de Moneda de México a más de 450 años”, Editorial  Porrúa, México, 1989.  Pág. 154

3. “Compendio de la Moneda de la Revolución Mexicana”, Primera Edición, Monterrey.   Pág. 326

20/9/2014

LAS CUARTILLAS DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE SINALOA


En 1830 el Estado de Occidente quedó disuelto y de él surgieron los Estados de Sonora y Sinaloa.    En este último, se estableció una Casa de Moneda en 1834 pero no fue sino hasta 1846 que, bajo el esquema de arrendamiento dieron inicio las acuñaciones de moneda.    El establecimiento fue manejado por Guadalupe y Calvo Minning Company en los primeros años, luego lo tomó el gobierno y de 1855 a 1870 se volvió a arrendar a Robert R. Symon y Compañía.

En Culiacán, Sinaloa, también fueron puestas en circulación monedas de cobre.    José Manuel Sobrino, escribió: “En lo que se refiere a la moneda de cobre, sistema antiguo, se acuñaron cuartillas en los períodos 1847 a 1848 y1859 a 1866 (exceptuando 1860), por autorización estatal de 2 de marzo de 1847”. 1 
1/4 de Real 1864

Esta es la descripción de estas monedas de ¼ de Real:

Anverso.-

Una pequeña cabeza de perfil hacia la izquierda que representa a la Libertad, rodeada de una guirnalda y la inscripción “Estado Libre y Soberano de Sinaloa”; en el exergo, una estrella.

Reverso.-

También rodeado por las ramas de laurel y encina atadas con un moño, la denominación “1/4 de Real” y en el renglón siguiente la fecha.

Agrega J. M. Sobrino: “Como esta acuñación iba en contra de la prohibición a las cecas del país de amonedar cobre, el Secretario de Hacienda ordenó al gobierno del Estado de Sinaloa, el 4 de diciembre de 1848, que la anterior emisión fuera retirada de la circulación.   Sin embargo, la orden no fue obedecida y se autorizaron nuevas emisiones que, juntamente con las falsificaciones, crearon una situación difícil en el Estado.   Uno de los contratistas de la casa de moneda hizo acuñar en San Francisco de California, cuartillas de cobre cuyo monto se ignora, las cuales fueron introducidas al país en tubos metálicos que se estaban importando a la sazón, destinados al sistema del entubado del agua en Culiacán”. 2 

La moneda de cobre en Sinaloa, al igual que en la gran mayoría de los Estados, tuvo grandes problemas de aceptación entre la gente y más al ser adoptado el Sistema Decimal en 1863 con los primeros centavos que salieron a la circulación.    Aunque se ordenó la aceptación forzosa de las monedas de cobre del viejo sistema de ¼ de Real, los comerciantes pretendían aceptarlas a menos de su valor nominal por lo que el gobierno tuvo que establecer mecanismos ligados al pago de impuestos para amortizarlas.

Estas piezas presentan algunas sobre fechas en los años 1864 (“4” sobre “3”) como la pieza ilustrada; y 1866 (“6” sobre “5”).

Sobre fecha "4" sobre "3"
 

Fuentes:

1. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, S.A., 1972.

2. Op. Cit. Págs. 127 – 128.

14/9/2014

20 CENTAVOS CHICONCUAUTLA 1915

BRIGADA FRANCISCO I. MADERO

 
El poblado de Chiconcuautla, fue cuartel general de la Brigada Francisco I. Madero desde los primeros años de la Revolución Mexicana.   Está situado en la Sierra Norte de Puebla y ahí se acuñaron monedas de cobre por órdenes del General Esteban Márquez, Jefe de la Brigada.

Al respecto comenta Carlos Amaya: “Siendo difícil la situación económica para el sostenimiento de estas fuerzas que ascendían a dos mil efectivos, se instaló en este municipio la maestranza de Chiconcuautla, para reparar armas, para hacer bombas y varios troqueles para acuñar monedas de cobre de veinte y diez centavos con lo que se pagaban sueldos y haberes de la tropa… Los expertos en la actividad fueron los señores Ruperto Vargas, Gabriel Trejo y Antonio Viveros”. 1   

En esta ocasión nos referiremos a las de denominación 20 Centavos, fechadas en 1915.

La manufactura de estas piezas, llevó a muchas variedades numismáticas.   El catálogo de Guthrie – Bothamley (GB#), menciona 11 variedades; Carlos Amaya reconoce 16.

Anverso.-

Al centro el águila del Escudo Nacional, sobre la fecha “1915” y en el exergo, las iniciales “S.N.D.P.” (Sierra Norte de Puebla).   En semicírculo la leyenda “Brigada Francisco I. Madero”.

Reverso.-

En tres líneas: “Transitorio – 20 – Centavos”.  En algunas variedades el valor “20” está flaqueado por dos cruces.

A continuación algunas de las características de cinco de las variedades, de acuerdo al catálogo GB# 2

GB# 383

Es probablemente la más común de todas y se distingue por estar regrabadas la ”F” y la “A” de Francisco en el anverso; y la “T” de centavos estar más arriba de la “N” y la “A”.
 
GB# 384

En el anverso, la “R” de Brigada está regrabada; en el reverso, el numeral “0” está inclinado hacia la derecha.



GB# 385

En el anverso, el “5” de la fecha está regrabado en la curva; en el reverso, el “0” del valor está poco más abajo que el “2”.
 
GB# 387

En el anverso, el “5” de la fecha está regrabado en la curva; en el reverso, EL “0” también está más abajo que el “2” y la “N” de centavos está más abajo que la “E” y la “T”.
 
GB# 392

La principal característica es que no presenta las estrellas de cada lado del numeral “20”.
 
Existe cierta variación en el tamaño de los cospeles y algunas variedades están hechas con cobre vaciado.

 

Fuentes:

1. “Compendio de la Moneda de la Revolución Mexicana”, Primera Edición, Monterrey.  Pág. 418.

2. Mexican Revolutionary Coinage 1913 – 1917”, Superior Stamp & Coin Co., Inc., Beverly Hills, 1976, U.S.A.

13/9/2014

10 CENTAVOS 0.720 1925 A 1935


El 29 de abril de 1925, se publicó un Decreto a través del cual se autorizaba la acuñación de monedas de 10 Centavos, de plata Ley 0.720.   Esta moneda debía semejante a la acuñada en 1919, que aún circulaba por estos años.

Comenta José Manuel Sobrino: “Con objeto de uniformar el sistema monetario de plata, puesto que aún no se desmonetizaba la pieza de diez centavos con ley de 800 milésimos que creó el decreto de 13 de noviembre de 1918… se autorizó la emisión de una nueva moneda de diez centavos y ley de 720 milésimos”. 1 

Este mismo Decreto suspendía la acuñación de las monedas de bronce de esta misma denominación.

De esta manera se redujo el contenido de plata en estas piezas, de 0.800 a 0.720.

Las monedas de 10 Centavos de plata Ley 0.720, se acuñaron con fechas 1925, 1926, 1927, 1928, 1930, 1933, 1934 y 1935.

El diámetro de estas pequeñas piezas es de sólo 15 milímetros, y su peso de 1.6 gramos.
 
Anverso.-

El Escudo Nacional con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”.  Sobre el águila la Ley  “0.7 – 20”.

Reverso.-

Arriba el Gorro Frigio resplandeciente y al centro, a tres renglones; “10 / Centavos /” y la fecha.  Todo rodeado en semicírculo por la guirnalda atada al centro por un moño.

 

Fuentes:

1. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, 1972.  Pág. 196.

12/9/2014

10 CENTAVOS ATLIXTAC 1915


SOLO SE ACUÑARON MONEDAS DE 10 CENTAVOS


Las tropas zapatistas operaron en varios estados de la República Mexicana, pero en Guerrero fue donde probablemente ordenaron por necesidad la acuñación del mayor número de moneda.

Estas piezas fueron fabricadas en condiciones muy poco adecuadas para ello, y por personas que a pesar de mostrar su habilidad en el oficio, obtenían monedas con debilidades de impresión y errores que dieron origen a infinidad de variedades.

Enclavado en la región de La Montaña, al este de la capital guerrerense, se encuentra el municipio de Atlixtac.    Escribe José Manuel Sobrino: “De Atlixtac, importante ingenio azucarero en la época revolucionaria, sólo se conocen monedas de cobre de diez centavos”. 1  

Con la inscripción “Atlixtac” sólo conocemos estas piezas de 10 Centavos.
 
Carlos Abel Amaya, comenta: “El general Salgado, quien firmó la ratificación del Plan de Ayala en San Pablo Oxcotepec el 19 de junio de 1914, fue el encargado de acuñar moneda por órdenes de Zapata en Atlixtac.   Esta disposición la dio Zapata, como toda moneda revolucionaria, para incrementar las transacciones comerciales así como combatir la carestía de la vida.  Se acuñaron solamente monedas de 10 centavos con el año 1915… Estas monedas fueron acuñadas en el molino azucarero usado como Casa de Moneda provisional…” 2 

Guthrie / Bothamley (GB#) 3  identifica 6 variedades; mientras que Carlos A. Amaya, 12 diferentes. 4  

Anverso.-

El Escudo Nacional con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”.
 
Reverso.-

Arriba la inscripción a dos renglones “Atlixtac. Gro. / 1915”; al centro, también a dos renglones, la denominación “10 / Centavos”, rodeada por la guirnalda atada al centro por un moño.
 

Fuentes:

1. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, 1972.  Pág. 252.

2. “Compendio de la Moneda de la Revolución Mexicana”, Primera Edición, Monterrey.  Pág. 176

3. “Mexican Revolutionary Coinage 1913 – 1917”, Superior Stamp & Coin Co., Inc., Beverly Hills, 1976.  Págs. 32-34.

4. Op. Cit.  Págs. 177-183.