No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

14 may. 2014

CUANDO CAMBIAMOS DE “PESOS” A “NUEVOS PESOS”… PARA LUEGO REGRESAR A LOS “PESOS”


El 22 de junio de 1992 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, un Decreto por el cual, a partir del 1° de enero de 1993, entraría en vigor una nueva unidad monetaria en México.   Desde esa fecha, a toda cantidad se le debía quitar “Tres Ceros”; con esta medida, los precios, los sueldos, la denominación de monedas y billetes, las deudas… se expresarían por la cantidad que resulte de la división entre mil, de las cifras hasta entonces usadas.

Así, cambiamos de “Pesos” a “Nuevos Pesos”; cada $1,000.00 anteriores a este Decreto, equivaldrían a $1.00, o mejor dicho, a N$ 1.00 pues se debía agregar el signo “N$” a toda expresión monetaria.  El “Nuevo Peso” se dividiría en cien centavos.

¿Y por qué este cambio?

Bueno, ciertamente facilitaría la comprensión de las grandes cantidades de dinero que se manejaban entonces; facilitaría las transacciones y lograría una mayor eficiencia en los sistemas de cómputo y contables al simplificar los cálculos.   Dejamos de hablar de los millones de pesos que costaban los bienes y servicios, para meternos en la cabeza cantidades más razonables… con esto no se detuvo la inflación, pero por lo menos, nos sentimos más aliviados, aunque la gente, al principio, lógicamente se le hacía muy poquito su dinero.

Poco antes de iniciar este sencillo pero a la vez muy complejo cambio, una fuerte campaña en todos los medios incluyendo la televisión, fue orientando a los mexicanos de los pasos a seguir.  El cambio sería paulatino, en varias etapas y de manera transitoria… al principio se manejarían los precios expresados de las dos maneras: con “Pesos” y “Nuevos Pesos”; luego desaparecería el “Peso” para quedarnos solo con “Nuevos Pesos”, y, finalmente, tres años después… quitar la palabra “Nuevos” y regresar simplemente al “Peso”.

Las monedas no solo sufrieron el cambio en su denominación, sino que también, por vez primera, fueron bimetálicas en las denominaciones superiores a 1 Peso.  Los centavos, con nuevos diseños, siguieron llamándose así: “Centavos”.

Las equivalencias quedaron de la siguiente manera:

$50.00                  =             5 Centavos

$100.00                =             10 Centavos

$200.00                =             20 Centavos

$500.00                =             50 Centavos

$1,000.00            =             1 Nuevo Peso

$2,000.00            =             2 Nuevos Pesos

$5,000.00            =             5 Nuevos Pesos

$10,000.00          =             10 Nuevos Pesos

$20,000.00          =             20 Nuevos Pesos

$50,000.00          =             50 Nuevos Pesos

$100,000.00        =             100 Nuevos Pesos

 

Estas son las monedas relacionadas con los “Nuevos Pesos”:

5, 10, 20 y 50 Centavos.

 


1, 2 y 5 Nuevos Pesos

 


10 y 20 Nuevos Pesos

 


A finales de 1995 se emitió un aviso que ordenaba que a partir del 1° de enero de 1996, se debía suprimir la palabra “Nuevo” del nombre de nuestra unidad del sistema monetario, para volver a la denominación “Peso”.

No hay comentarios: